A N A C A O N A  
 
 
 
 
 
Menú principal
Inicio
Proyectos
Alta Socios
Contactar
Inicio arrow Proyectos arrow DISPENSARIO MEDICO
DISPENSARIO MEDICO | Imprimir |

Dispensario Médico en el Batey de la Higuera I

 
dentista

 


Desarrollado actualmente desde el año 2006.

La provincia  de El Seibo está situada en la zona oriental de la República Dominicana.

La provincia tiene 1.760 Km cuadrados, con 96.700 habitantes, con una densidad de 50 por Km2, de los que las dos terceras partes habitan en áreas rurales. Unas 35.000 personas  viven en las capitales principales: Santa Cruz de El Seibo (o El Seybo) y Miches.

Más del 50% de la población es menor de 25 años, según la última Encuesta Demográfica y Social (ENDESA 2002).

Se calcula que el 20% de la población no ha acudido nunca a una escuela. Los hogares medios constan de una media de 4-5 personas, pero más de los mitad de ellos  alojan a 6 ó más personas.

Por su región norcentral pasa la Cordillera Oriental, también llamada Sierra del Seibo. El principal río de la provincia es el Soco, que desemboca en el Mar Caribe. También el Chavón, luego de pasar por las provincias La Romana y La Altagracia, desemboca en el Mar Caribe. El Río Nisibón, que determina el límite norte con la provincia La Altagracia, desemboca en el Océano Atlántico. Los demás ríos son cortos, especialmente los que nacen en la vertiente norte de la Sierra del Seibo. Aquí se encuentran las lagunas Redonda y Limón.

Es una provincia esencialmente agropecuaria, siendo las actividades principales la producción de ganado bovino (tanto de leche como de carne) y la siembra de la caña de azúcar. La mayoría de las industrias son artesanales (o semi-artesanales) como son las de los productos lácteos (queso y mantequilla) y dulces. Aunque hay pesca, esta es artesanal.

El turismo ha ido aumentando en esta provincia, específicamente en la costa próxima a Miches y alrededor de las lagunas Redonda y Limón, pero prácticamente está sin desarrollar. La provincia tiene unos encantos naturales indudables, con una costa prácticamente virgen (Costa Esmeralda), donde las arenas blancas, el mar transparente y las palmeras, que llegan al borde de la playa producen un espectáculo único.

La caña de azúcar es el cultivo más importante. Prácticamente la propiedad de los cultivos, así como su explotación, están en manos de oligopolios con capital multinacional. La caña ocupa amplias extensiones de la provincia. Tras ser recogida es transportada por tren a los Ingenios (azucareras) para su trituración y obtención del azúcar.

La recolección de la caña se hace de forma manual, por trabajadores varones, generalmente jóvenes, la mayoría de origen haitiano, aunque muchos llevan ya muchos años en los diferentes campos de la R. Dominicana.

Las compañías azucareras han realizado asentamientos de forma absolutamente precaria en las zonas de producción, que son denominados comúnmente “Bateyes”. En un Batey suelen vivir unas 30-50 familias, cada una en una choza de apenas 25 metros cuadrados. No existen, por lo general, sistemas educativos ni sanitarios en los bateyes. El agua se suministra de un pozo comunitario. Las condiciones higiénicas son muy deficitarias.

 
Los trabajadores de la caña cobran una media de 80 pesos dominicanos (RD$) por cada tonelada de caña cortada. Es decir, si un día consigue cortar 3.000 kgs. de caña, recibirá el equivalente a 4 Euros; si llueve o no se puede trabajar no cobrará.

 

Estas condiciones inhumanas se agravan porque en ocasiones no se cobra en dinero, sino en bonos para comprar en colmados de los mismos propietarios de la caña.

La disponibilidad económica de estas personas es, por todo ello, mínima.

En algunos Bateyes existen dispensarios rudimentarios, establecidos y mantenidos por órdenes religiosas.

El Seybo: objetivo del Milenio. Debido a la situación anteriormente expuesta, el Seybo ha sido elegido como  la primera población del Milenio para la República Dominicana.

Los objetivos de esta elección son brindar la oportunidad a El Seybo de erradicar la pobreza extrema en un 50% para el año 2015, ya que esa ciudad del Este es considerada como la segunda provincia del país con mayor índice de pobreza.

En El Seybo más de 61.000 personas están en condición de pobreza general mientras que unas 19.000  sufren de pobreza extrema, lo que representan un 69 y 21 %, respectivamente.

En tanto que, existen 16.697 hogares en pobreza general y 5. 882 en pobreza extrema lo que representa 70.2 y 24. 7% de los hogares.

Para este trabajo, se van a efectuar diversas actividades, dirigidas a Lucha contra el Hambre y la Desnutrición, Educación, Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres, Salud y VIH-SIDA, Medio Ambiente, Infraestructura y Tecnologías de la Información y Comunicación. Y en este sentido, se espera que en los próximos años se realicen múltiples actividades que tiendan a dar la vuelta a la situación actual de pobreza y abandono de la población.

 

Dispensario del Batey de la Higuera. Desde el año 1983 están trabajando en este batey unas religiosas de nacionalidad haitiana, de la orden Hijas de María. La encargada actual es Sor Marie Maude Rhenau. En 1993, con ayuda de Manos Unidas crearon allí el Dispensario Nuestra Señora de Fátima, y en 1999 un Centro nutricional para niños.

En la actualidad el Centro Nutricional reúne a 73 niños y niñas de los bateyes de la periferia, y les proporciona comida al mediodía, y realiza diversas actividades educativas (alfabetización, manualidades, higiene, limpieza, etc)

El dispensario está atendido por dos religiosas, ambas enfermeras, que atienden un botiquín popular, realizan curas, y ayudan cuanto pueden en problemas poco importantes. Al batey acuden periódicamente operativos de estomatología.

Sin embargo, no disponían de médico, para una población de unas 3.000 personas. Se había solicitado a la Sanidad Pública, pero actualmente ningún facultativo había querido desplazarse a trabajar en esta zona, en parte también facilitado por la baja remuneración (unos 200 Euros mensuales) que no cubren ni para disponer de un medio de desplazamiento al lugar donde está emplazado.

 

 
Objetivos del Proyecto:

1.- El primer objetivo fue disponer, de forma fija, de un Médico en el Dispensario durante al menos un año, en la convicción de que se podrá conseguir posteriormente la designación de un profesional de la Sanidad Pública, utilizando los resultados obtenidos en este tiempo y nuestras conexiones en la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Sanitaria (SESPAS).

 

2.- Junto a ello, se quiso potenciar el dispensario, dotándolo de medicación del tipo de fármacos esenciales, que se dispensen a precios mínimos a quienes los necesiten.

 

Beneficiarios:

Unas 3.000 personas que viven en los bateyes cercanos.

 

Cronograma:

Tal como estaba previsto, se contrató a un Médico, que se desplaza  diariamente desde su ciudad de origen (La Romana) hasta el Seybo y pasa visita en el Dispensario, así como atiende en su domicilio cuando el paciente lo requiere.

Hemos tenido la suerte de que el médico contratado es conocedor de la lengua kreole, usada por los haitianos que son mayoría en los bateyes.

 

El dispensario se ha dotado con 6.000 € de medicación, lo que ha permitido:

  • Atender con medicinas a quien lo precisaba y no disponía de medios para adquirirlos.
  • Cuando se podía cobrar la medicación a los pacientes, esto servía para la autofinanciación del propio Dispensario.
 

Presupuestado:

 

Médico:          12 mensualidades de 250 Euros………………          3.000

                        Ayuda mensual para transporte (12 por 100 €)           1.200 

Dispensario:    Adquisición de medicamentos esenciales                   7.000

                                   Total                                                                          11.200 

 

Supervisión del Proyecto:

1.- A nivel local por un sacerdote español, Miguel Ángel Gullón Pérez, destinado en la ciudad de El Seibo. Periódicamente nos envía noticias, generalmente por e-mail  o telefónicamente

 

2.- Al menos una vez al año, alguna persona de La Rioja se desplaza a Dominicana para supervisar este y otros proyectos. El presente año 2006, hemos visitado el Seybo en marzo.

Ambos colaboramos en distintos proyectos desde 1999 en la República  Dominicana, en especial de creación y ayuda a dispensarios médicos, prevención del SIDA, creación de Comités de autoapoyo de seropositivos VIH, desarrollo de agricultura comunitaria, creación de microempresas, etc.

 

En nuestra visita de este año además de visitar el batey, el Dispensario, las instalaciones, la farmacia, etc., hemos coincidido con los responsables de la atención VIH  que acudían a visitar una Unidad de Atención Integral que se ha creado en el Hospital de Santa Cruz del Seybo, y hemos participado en una emisión radiofónica sobre la prevención del VIH y de las Enfermedades de Transmisión Sexual. 

3.- Este año, otro médico riojano, Hipólito Fernández Rosáez, ha querido dedicar un mes (sus vacaciones) a conocer esta realidad, y se ha alojado en este Batey, colaborando en campañas de prevención de la salud, charlas radiofónicas, etc.

 

4.- Actualmente el proyecto ahora mismo está por fin cubierto por la Sanidad Pública, en concreto se llama SEPAS (Secretaria de Estado de Salud Pública y Asistencia Sanitaria, que es equivalente a nuestro Ministerio)

 
 
 
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
 
 
 
© 2014 A N A C A O N A
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.